Cómo jugar Blackjack

como jugar blackjack

Aprender a jugar al Blackjack o 21 es muy sencillo con estas reglas básicas para principiantes.

Introducción al Blackjack

El popular juego de cartas llamado Blackjack proviene de otro igualmente popular y que perdura desde hace siglos. El juego original es “La Veintiuna” o “El Veintiuno” jugado en la España de Miguel de Cervantes, quien incluyó una referencia al juego de naipes en su obra “Rinconete y Cortadillo” (1612). Su atractivo siempre lo hizo muy común entre la gente ya desde finales del siglo XVI. Desde aquella época, el juego viajó por Europa y América, haciendo que se pudiera enriquecer con variaciones que derivaron en uno de los mayores atractivos existentes en los casinos actuales y que tantos aficionados tiene.

El Blackjack es una adaptación en la que se mantiene el objetivo para ganar y la mecánica básica del mismo, aunque se añaden ciertas reglas que los hacen diferentes. La primera de todas y más evidente es que en este juego se utiliza la baraja francesa de 52 naipes sin comodines (joker), y dependiendo del casino o sala online, el mazo contendrá de 1 a 8 barajas, siendo 6 el número más habitual, pero vamos a ir conociendo más detalles para adentrarnos en el mundo del Blackjack.

Objetivo del juego

Este juego consiste en enfrentarse de forma individual a la banca comparando su mano con la propia de cada jugador, intentando conseguir 21 puntos o el número más cercano posible sin pasarse.

Para conseguir dicha puntuación se suman los valores de dos cartas que se reparten de inicio a cada jugador, con los de aquellas nuevas cartas que, opcionalmente, se podrán añadir en el turno de juego. Si las dos cartas iniciales suman 21, se denomina Blackjack, y es la mejor jugada. Cuando un jugador no suma 21 con sus dos cartas podrá pedir cartas para conseguir dicho número o uno cercano pero si el jugador se pasa de esos 21 puntos pierde, indistintamente de lo que haga la banca.

La banca también juega pero tiene unas reglas muy definidas que se han de tener en cuenta. Si la suma de las cartas de la banca es 16 o menos, debe pedir carta y si suman 17 o más se debe plantar.

como jugar blackjack la banca

¿Cuándo gana y cuando pierde la banca? La banca gana a todos los jugadores que se pasen de 21 y a aquellos que tengan un jugada de menor valor, por otro lado, empata con aquellos jugadores que tengan la misma suma. La mano de la banca pierde con los jugadores que tengan una mano superior a la suya o, si la banca se pasa, con todos aquellos que se plantaron, tengan la suma de puntos que tengan.

A continuación ampliaremos esta información y veremos más características del juego para comprender su funcionamiento y resolver las dudas que os puedan haber surgido.

Valor de las cartas en el Blackjack

Con el fin de poder sumar los 21 puntos de la mejor jugada debemos conocer el valor que corresponde a cada naipe de la baraja ya que hay algunas variaciones respecto a otros juegos similares.

El As es la única carta de la baraja que tiene dos valores, 1 y 11, siendo el jugador que lo posea quien elige el valor entre ambos según le convenga. Son cartas muy valiosas por esta virtud.

Las cartas numeradas con índice del dos al diez tienen el valor correspondiente a su numeración.

Por su parte, todas las figuras (Jack, Queen y King), tienen el mismo valor: 10. Importante dato para el jugador, es saber que en 52 cartas, hay 16 con un valor de 10.

En la siguiente tabla se pueden ver los valores de todas las cartas de la baraja:

Valor de las cartas en el blackjack o 21

Mecánica del juego

Mesa, asientos y crupier

El juego tiene una mesa particular como ocurre con el póker o la ruleta. Se trata de una mesa semicircular, o de media luna, cuyo lado recto ocupa el crupier, representando a la banca, mientras que el lado curvo es ocupado por los jugadores, que podrán ser hasta 7 por mesa.

El crupier es quien dirige el juego, indica en cada momento qué jugador debe entrar en acción, se encarga de repartir y retirar las cartas, gestionar el pago/cobro de las apuestas, además de jugar la mano de la banca.

Ronda de apuestas

El primer paso en una mano de Blackjack es el de la ronda de apuestas. En él, cada jugador que esté sentado a la mesa que quiera participar en la mano pone su apuesta en su zona de juego. La cantidad de dinero a apostar debe estar comprendida entre un límite máximo y mínimo. Estos límites son establecidos por la banca o el casino. El crupier, aunque participe en todas las manos representando a la banca, no apuesta.

Reparto de cartas

Una vez se coloquen las apuestas, el crupier anunciará “no va más”, quedando cerrado el acceso a otros jugadores hasta la siguiente mano. Tras esto, repartirá dos cartas a cada jugador y una a sí mismo. Las cartas se reparten de una en una y comenzando por el jugador que esté a la izquierda del crupier siguiendo el sentido de la agujas del reloj. Todas las cartas que se reparten en esta fase serán descubiertas de inicio, quedando expuesto su valor.

Ronda de apuestas en el blackjack

Si la carta descubierta del crupier fuera un as, y sólo en este caso, ofrecerá la opción de asegurar a los jugadores, inmediatamente después de haber terminado de repartir.

Asegurar: Esta opción permite a los participantes en la mano apostar a que el crupier tendrá Blackjack, de forma que podrían recuperar una parte de la inversión ya que se pagará a 2-1. El máximo permitido para asegurar es la mitad de la apuesta que cada jugador hiciera inicialmente.

Turno de los jugadores. Llega el momento del jugador situado a la izquierda del crupier para comenzar a jugar su mano. Él (y el resto de participantes en sus correspondientes turnos) tendrá la posibilidad de realizar las siguientes acciones para intentar ganar:

Si las dos cartas iniciales fueran pareja o tuvieran el mismo valor, el jugador puede tomar la decisión de jugar una mano o dos (dividir).

Dividir o separar: Consiste en separar las cartas de la jugada y añadir una nueva apuesta a una de ellas, así se jugará primero una mano con una de las cartas separadas y luego una segunda mano con la otra carta restante. Si el jugador decide dividir sus cartas, se le repartirá automáticamente una carta más para cada mano y luego el juego terminará. Es decir, no podrá pedir más cartas.

dividir cartas en el blackjack

Si el jugador decide no dividir las cartas, entonces podrá hacer lo siguiente:

Pedir carta: Con el fin de alcanzar 21 o acercarse lo máximo posible, se pueden pedir tantas cartas como se quieran hasta que se supere la suma objetivo. Si la suma de cartas supera 21 el jugador se ha pasado, se retirarán sus cartas y la apuesta correspondiente a esa mano.

Si la mano a jugar viene de separar dos ases, sólo se podrá pedir una sola carta para cada uno de los ases.

Plantarse: Ya sea de inicio o tras haber pedido carta, si el jugador considera que tiene una jugada que puede ganar, o que pedir más cartas podría hacerle pasarse de 21, tiene la opción de cerrar su jugada y esperar el turno del crupier plantándose.

Doblar o duplicar la apuesta: Esta opción permite doblar la apuesta inicial a cambio de recibir una sola carta, tras esto, la mano queda cerrada o descartada si se hubiera pasado de 21.

Turno del crupier. Después de esperar a la finalización del turno del último jugador de la mesa es el momento de que la banca se defienda. Si no quedaran jugadores activos, la mano se daría por concluida sin necesidad de que el crupier juegue y comenzaría una nueva ronda de apuestas.

En el caso de quedar jugadores activos, la mano de la banca se juega de forma automática, si sus dos cartas suman 16 o menos tendrá que pedir cartas obligatoriamente hasta sumar 17 o más. Si se pasa de 21 se descarta su mano. Si sus cartas suman 17 o más está obligado a plantarse. Las reglas son claras y no dan opción de tomar decisiones al crupier.

Reparto de premios

Una vez el crupier finaliza la mano de la banca se pasa a repartir los premios.

Cada jugada que sea superior a la que tiene la banca gana la misma cantidad apostada, 1-1, si es Blackjack se paga 3-2. Las jugadas inferiores a la mano de la banca pierden.

Si se consigue hacer Blackjack con una mano dividida, no será considerado como tal a la hora de cobrar.

Las jugadas que empatan con la mano de la banca recuperan su apuesta inicial, sin ganar ni perder.

Si la mano de la banca se pasa, todas los participantes que se plantaron ganan.

En aquellos casos en que hubiera algún jugador asegurado, si la banca finalmente consiguiera Blackjack, pagará 2-1 a los asegurados.

Tras el reparto de premios se da por concluida la mano y se abre una nueva ronda de apuestas.

Y después de la teoría viene la diversión. Juega a nuestro blackjack totalmente gratis y pon en practica tus conocimientos.