Historia del Mah Jong

mahjong

Del Mah Jong o Mahjong no se tienen datos certeros que nos digan exactamente gracias a quién apareció. La corriente más extendida afirma que fue en la China de entorno a la mitad del siglo XIX, cosa que no cuadra con ciertas creencias populares que lo situaban en un periodo mucho más antiguo. Como muchas otras cosas queridas y respetadas por el pueblo Chino, hay corrientes que atribuyen su invención al propio Confuncio. Otros lo vinculan con oráculos o juegos de adivinación del futuro basados en la observación de los astros y la plasmación de su movimiento en tableros con fichas decoradas con figuras (¡quizá el parchís o la oca también tengan un origen parecido!), en el Mah Jong esta teoría tiene más adeptos quizá por la representación de los cuatro puntos cardinales y debido al hecho de que se repartan tantas fichas como meses tiene el calendario lunar (13).

Cierto es que tiene antecesores más antiguos, juegos de formato o temática parecida; pero que no son propiamente el Mah Jong que ha llegado hasta nuestros días. Estos juegos que debieron darle origen utilizaban cartas de cartón para ser jugados, por más que evolucionaron hacia la utilización de materiales más rígidos como madera de bambú.

La historia más probable es que estos juegos antiguos de cartas, que ya existían sobre el S. VII, mezclados con el dominó, dieron lugar al que nos ha llegado hasta nuestros días. Al pasado siglo XX nos remitimos para encontrar la primera versión “oficial” del juego. Por cierto, como curiosidad te contamos que fue prohibido en China junto con muchos otros juegos de azar en los que se apostara dinero en 1949 (prohibición que terminó en 1985).

El Mah Jong viajó a América quizá importado por los viajeros, quizá de la mano de los inmigrantes chinos o gracias a ambos y se puso muy de moda en los años 20. Tanto que fue éxito un manual escrito por Joseph Park Babcock que simplificó las normas y contribuyó a la fiebre por el juego en USA. Incluso en su novela “Oveja Mansa” que analiza la aleatoriedad de las modas, la ganadora de varios premios literarios del género de la ciencia ficción Connie Willis hace referencia a la fiebre que giró en torno a este juego y a todo lo oriental en general a principios de los años 20. Tanto que se llegó a grabar un single titulado “Since Ma is Playing Mah Jong” interpretado por Eddie Cantor. Aclarado ya que fue un fenómeno popular sin precedentes, todas estas energías se formalizaron en un órgano regulador que se llamó “National Mah Jong League”. Fue un juego disfrutado principalmente por mujeres, que en aquella época no estaban abiertas -o quizá la sociedad no lo veía con buenos ojos- a apostar con dinero.

mahjong

Como resultado de la prohibición en China, es en Taiwan donde hoy día se alcanza mayor afición a este juego junto con Norteamérica. No obstante se está intentando recuperar su influencia en China y ha alcanzado la categoría de deporte oficial, quizá en un intento de compensar los años en que no pudo jugarse de manera legal. Además seha extendido su práctica por toda Asia y el gobierno Chino redactó cuando decidió despenalizarlo un compendio de normas que unifiquen el juego a nivel mundial. Se ha convertido además en algo típico en las reuniones familiares, sociales… asociado a comilonas y celebraciones.

La versión que nos ha llegado a Occidente y que es la que actualmente se juega en los casinos en línea es una variante conocida por el nombre de Shangai, en el que juegas tú solo en modo solitario destapando fichas para hacer parejas de figuras. El chiste es ir despejando las pilas más altas de fichas ya que sólo puedes levantar las piezas que no tengan otra encima. De las 144 fichas, hay cuatro iguales de cada una de ellas salvo de las Flores y Estaciones que son únicas.

Os resumimos las reglas del juego a la manera oriental: Se juega con cuatro jugadores normalmente. Estos cuatro se sortean los cuatro puntos cardinales. A continuació se forma un cuadrado (o muralla) con todas las fichas (144) y el jugador viento del Este (que será el primero en actuar) tira unos dados que determinará la posición de las fichas que pueden tomar una hasta que cada uno tenga 13 salvo el jugador Este que tendrá una más. A partir de ahí se inician turnos de “descartar” y “tomar” fichas que permitan combinaciones ganadoras como “Pung”, “Chow”, “Kong” o el propio “Mah Jong”.

Os invitamos a probarlo en cualquiera de sus dos versiones. Las fichas están decoradas de manera muy hermosa y sin duda podríamos volver a ponerlo de moda otra vez.

Fuentes: mahjongsets.co.uk, Wikipedia.