Las WSOP llegan por primera vez a México

WSOP

Las World Series of Poker, el torneo en vivo de esta disciplina más grande e importante del mundo, ha conseguido hacerse un hueco en México. A partir de este 2019 se va a celebrar anualmente un circuito internacional con varios torneos clasificatorios que dan acceso al gran evento principal, en el que miles de jugadores optan a grandes premios en metálico y a enfundarse el brazalete de campeón. Un proyecto de promoción internacional de la marca WSOP que ha revolucionado a los jugadores de tierras aztecas.

El origen de las WSOP

Las World Series of Poker se disputaron por primera vez en 1970. La idea fue del empresario estadounidense Jack Binion, cuya familia tenía un amplio recorrido en el mundo de los casinos. Como propietario del Horseshoe Hammond, decidió darle un impulso a una sala de juegos que estaba cediendo terreno en favor de sus competidores. Lo hizo mediante la creación de un torneo de poker en el que invitó a los profesionales más reconocidos de este juego en Estados Unidos.

Binion no consiguió en las primeras décadas darle un gran impulso al evento, aunque en la industria del poker las WSOP se iban haciendo su hueco. Los cuantiosos buy-in provocaron que los jugadores amateurs no pudieran acceder al torneo y que los asistentes fueran siempre los mismos.

En 1998, Becky Behnen, se hizo con gran parte de las acciones del casino y el torneo que su padre había mantenido bajo su mandato. Con ella al frente, las decisiones de reducir los costes del campeonato no fueron bien recibidas por unos jugadores que en su mayoría se trasladaron al circuito WTP, tras su creación en 2002.

Las WSOP estaban de capa caída, pero en 2003 todo cambió. Un jugador amateur online consiguió hacerse con el evento principal, tras pasar el corte en los clasificatorios realizados en la red. Eso atrajo a un gran número de jugadores inexpertos que querían correr la misma suerte que este intrépido afortunado. La cifra de jugadores creció de forma exponencial, y la marca pasó de sustentarse con publicidad barata a recibir una oferta de compra por parte de Caesars Entertainment Corporation.

La compañía se llevó el evento principal a Las Vegas, renovó su imagen, y aprovechó su crecimiento para firmar acuerdos publicitarios muy importantes. El gran público se impregnó de las WSOP y estas se convirtieron en lo que son hoy en día en el mundo de poker.

Poco a poco la marca ha ido expandiendo sus torneos a multitud de ciudades en Estados Unidos y también se está expandiendo a países de Latinoamérica. Brasil, Uruguay y por supuesto, México, ya cuentan con su circuito anual y sus torneos satélite.

Los torneos satélite

Se llama torneos satélite a aquellos campeonatos de poker cuyo premio es la clasificación para un evento principal de mayor envergadura. En el caso de las WSOP, hay satélites que se disputan online y también hay presenciales que se disputan en vivo. Los clasificatorios online son una gran oportunidad para jugadores que no pueden pagar las grandes sumas de dinero que se piden para acceder a un evento principal. Para ellos es como apostar en un casino en vivo, pero con otras reglas.

Los satélites se diferencian de otros torneos multimesa en que los participantes juegan hasta que quede el número exacto de jugadores a los que darle una plaza en el evento principal. No es necesario determinar un ganador, sino que una vez que la cifra de jugadores restantes coincide con el número de asientos ofertados por la organización, se termina la competencia. Aunque esto dependerá del coordinador del evento.

Además de una entrada en el evento principal, los torneos satélite de las WSOP aseguran un premio en metálico para gastos personales, una plaza de hotel en el lugar donde se celebre el torneo, y acceso a todos los actos organizados en torno a este acontecimiento.

Los satélites suelen estar promocionados y organizados por marcas de casinos de poker destacadas como 888 Casino o PokerStars.

La última edición

El evento principal de la edición del 2019 de las WSOP en México se celebra del 11 al 21 de octubre en el Cintermex Convention Center de Monterrey. El buy-in establecido es de $20.000 MXN y contiene un total de $10.000.000 MXN en premios garantizados. Además del Main Event, se celebran otros 5 torneos en los cuales se coronará a un nuevo portador del brazalete de campeón:

  • Ladies Championship ($3.000 MXN de buy-in)
  • Circuit Opener ($3.500 MXN de buy-in)
  • High Roller ($60.000 MXN de buy-in)
  • Monster Stack ($5.000 MXN de buy-in)
  • Six-Handed ($3.500 MXN de buy-in)

Para poder participar en estos eventos, se organizan una serie de torneos satélite clasificatorios en diferentes localizaciones de México y que duran desde el 24 de junio hasta el 6 de octubre.

Del 24 de junio al 8 de julio se disputa el primero de ellos en el Dubái Palace Casino de Cancún con la participación de unos 1.200 jugadores. Le sigue el satélite en el Golden Island Casino de Mérida celebrado del 12 al 18 de julio y al que en esta edición asistieron unos 600 participantes. Del 22 al 26 de julio se disputa en el Taj Mahal Casino de Villahermosa la tercera competencia con unos 300 jugadores.

Del 30 de julio al 11 de agosto continúa la acción en el Grand León Casino de León con unos 800 asistentes este año y después le siguen otras tres citas más en Monterrey. La primera en el ¡Viva México! Casino del 15 al 19 de agosto, la segunda en el Hollywood Valle Alto Casino del 23 al 31 de agosto, y la tercera y última en el Jubilee Casino del 2 al 6 de septiembre. Entre las 3 acumulan casi 6.000 jugadores esta temporada, aportando la última de las tres unos 5.000 aproximadamente. Su popularidad como uno de los casinos más importantes de México hace que este torneo satélite sea el más destacado, además de ser el previo al evento principal.

Como colofón, el ganador del Main Event conseguirá un billete para competir en el Global Casino Championship, el evento que culmina el circuito de las WSOP y que reúne a los ganadores de los diferentes torneos más importantes de la temporada.