Secretos de Casinos

secretos-de-casinos

Los casinos son lugares cuyo poder de atracción es innegable. Entramos para un momento, sólo para un par de apuestas… y podemos pasar horas y horas entretenidos y sin estar pendientes del reloj. ¿Cómo lo consiguen? Pues con una mezcla de diseño, inversión en seguridad, algo de psicología… Todas las ciencias son buenas si consiguen que repitamos como clientes y que tengamos buenas opiniones sobre sus instalaciones, personal, mesas, juegos…

Os contamos algunos secretos que los casinos físicos utilizan para atraer a los jugadores y mantenerlos un buen rato de diversión, además de asegurarse de que la experiencia sea lo suficientemente buena como para repetir otro día.

Los casinos están diseñados para que no tengas ganas de irte

Cuanto más tiempo pases en un casino, mayores son las probabilidades de que pruebes diferentes juegos. Hasta aquí no te estamos contando nada nuevo pero ¿cómo conseguir que permanezcas el tiempo suficiente? Son varios los trucos:

La organización de las mesas de juego y de las distintas partes del casino (restaurante, tiendas de regalos, bar, restroom…) no está hecha al azar. Probablemente tengas que pasearte casi toda la sala para ir de un punto a otro. ¿Qué por qué? Pues para que no se te escape ninguno de sus llamativos juegos. Quizá no habías visto la mesa de baccarat, o la zona de juegos de video póker… haciéndote pasear para ir de un punto a otro, te están mostrando todo su repertorio.

La moqueta y otras superficies están diseñadas para excitar tu mente: en los casinos no suele decorarse al estilo natural ni minimalista. Al contrario, los colores y las formas cuanto más exóticos, mejor. El rojo y el oro suelen ser protagonistas ya que asociamos estos colores con el lujo y las riquezas.

En los últimos tiempos es tendencia dar mayor importancia a las zonas en las que compartes actividades con mucha gente para fomentar el uso socializador del casino. Lo cierto es que los casinos ya no limitan su actividad al juego, hay conciertos, karaokes, comedias, baile… Así puedes hacer amigos y también dedicar un tiempo al juego. Estarás más contento y te lo pasarás mejor. Las fiestas temáticas también son un buen reclamo para acercarte a un casino si antes no te lo habías planteado: Fin de año, Carnaval…

Ni ventanas, ni relojes. Has ido a pasarlo bien así que, ¿para qué recordarte continuamente la hora que es? Hoy en día todos llevamos un celular encima en el que consultar la hora, así que no es necesario recordarte que es de día o de noche. Quédate mientras estés disfrutando y desconecta de la rutina.

Quédate a comer e incluso a dormir en tu casino favorito: Muchas grandes empresas dedicadas al juego apuestan por construir equipaciones con todo lo que puedes necesitar para unas vacaciones completas: Habitaciones de hotel, piscina, restaurantes y por supuesto, tu casino. Los restaurantes y bares además proponen “Happy Hour” y otros reclamos como buffet libre a precios competitivos.

Los casinos quieren que te sientas seguro

En un lugar donde todos cambiamos dinero y llevamos nuestras fichas encima, ¿te sentirías seguro si pensaras que te pueden atracar? Claro que no, los casinos lo saben y por eso hay cámaras y personal especializado de seguridad suficiente como para que no tengas ningún miedo de lucir tus ganancias. Pero no sólo basta con tener muchos ojos, las especiales características de estos lugares hacen que se necesite una tecnología digital puntera: así pueden vigilar que nadie te fastidie en la mesa de juego. Las personas que forman parte de los equipos de seguridad además están formados en tecnologías, no los ves, pero los ojos de muchas personas están seguramente al otro lado de la sala vigilando que nada ocurra.

Además, dada la vertiente social que desarrollan muchos casinos como lugares donde gente no tan mayor como antaño va a pasar las noches del fin semana, las fiestas de fin de año, etc; el personal de seguridad ha evolucionado con el casino: ya no hablamos de rudos agentes sino de personal verdaderamente integrado en el ambiente: simpático, a tu servicio y siempre dispuesto a ayudar. Quizá hasta que no veas el pequeño auricular en su oreja no te des ni cuenta de su función en el local.

El casino está siempre pendiente de sus jugadores

No te vas a dar cuenta, pero el casino está siempre pendiente de ti y de sus otros clientes. Sabrán si eres asiduo, si te gusta más este juego o aquél otro… toda esa información es para que adapten su oferta de la mejor manera posible a sus clientes. Siendo observadores sabrán cuántos clientes VIP tienen, cuántos que gasten menos pero vayan muy a menudo… Hacer una evaluación del cliente es útil, ayuda a conocer mejor a su público objetivo y con ello a mejorar el producto.

Así que si te preocupa que algún jugador haga trampas y gane injustamente, ¡despreocúpate! Para eso están los ojos del casino.

La banca gana y los clientes también

Claro que la banca gana, si no fuera así los casinos dejarían de existir. Y claro que los clientes también ganan, si no dejaríamos de ir a los casinos. Te puede tocar a ti o al que tienes al lado en la mesa, pero te aseguramos que hay un porcentaje de lo apostado que siempre vuelve a los jugadores. Las leyes que regulan el juego en general vigilan que así ocurra. La estadística hace sus números y posibilita que sepamos qué porcentaje de lo apostado en un casino vuelve a sus jugadores, el famoso porcentaje de devolución. Haciendo números, la ruleta y el blackjack son los juegos en los que es más fácil que tengas suerte.

Y cuando se trata de máquinas de casino también se puede ganar si seguimos unos consejos prácticos aunque una vez que toca es mejor despedirse hasta otro día.