Estrategias para triunfar en el blackjack

El blackjack es uno de esos juegos básicos de casino que todas las salas de juego incluyen en su oferta. Históricamente, ha sido uno de los que más ha entretenido a los jugadores y que ha reunido a grandes expertos tratando de buscar la manera de ganar. Un juego por el que no pasan los años y en el que su sencillez acaba siendo su gran atractivo. Las manos son rápidas y el cliente no tiene por qué pasar mucho tiempo en la mesa si no lo desea. Por tanto, es perfecto para los operadores que van en busca de atrapar jugadores potenciales.

No es ningún secreto que para poder hacer frente a este juego con garantías hay que tener una estrategia bien definida. Muchos jugadores se presentan delante del crupier y de la banca y simplemente se fían de su propio instinto para llevarse la guita. Si el objetivo es pasar un rato de diversión sin importar nada más, se puede optar por esa opción. Ahora bien, si tu fin es el de obtener beneficios en este juego de cartas sin dejar todo el trabajo al azar hay que estar preparado. Por eso hay que tener en cuenta una serie de métodos que son famosos entre los apostadores más habituales y de los que se ha corroborado su funcionamiento.

Lo mejor de todo es que son válidos, demostrando empíricamente que proporcionan al jugador más posibilidades de ganar usándolos que sin hacerlo. Antes de nada, hay que recordar que el blackjack trata de conseguir con la suma de sus cartas 21 o quedarse lo más cerca posible de esta cifra. La mano será positiva siempre y cuando sea mayor que la del crupier, que es el adversario contra el que se compite. En cualquier caso, si eres amateur es preciso que primero eches un vistazo a las reglas del blackjack, que pruebes el juego para ver su funcionamiento y que después vuelvas a por algo de estrategia.

La estrategia básica es primordial

Cualquier jugador profesional al que le preguntes, cualquier experto en el sector con el que contactes, y cualquier persona que haya ganado algo en el blackjack alguna vez te dirá que el primer modelo a seguir es el de la estrategia básica. En salas físicas o en casinos que ofrezcan de forma online blackjack en vivo. No importa dónde, pero así es. Y es que este método reduce de forma drástica la ventaja inicial con la que parte la casa, hasta el punto de casi igualarla con la del jugador en probabilidades.

Un paso de gigante basado en una tabla. Una tabla en la que se tienen en cuenta las dos cartas que recibe el jugador y la que queda descubierta del crupier. A raíz de ahí, el apostador debe ejecutar una acción u otra según la situación que se dé. Además, este método también clasifica las manos del usuario en tres tipos: blandas, duras y pares. En cada una de ellas se muestra al jugador si lo que debe hacer es separar su mano, si debe plantarse con lo que tiene, si debe pedir otra carta o si debe doblar su apuesta inicial.

Estrategia básica del blackjack

Memorizar toda la tabla quizá parezca algo aburrido, pero a la misma vez es más que necesario para poder ganar. El resumen más básico de este tablero sería no pedir carta nunca cuando se tenga entre 17 y 21, aunque con el 21 tendríamos la mano casi hecha. Tampoco se debe pedir cuando las cartas suman entre 12 y 16 y el crupier tenga entre 2 y 6, a menos que una sea un as en cuyo caso puede contar como 1 y así no nos pasaríamos.

En cuanto a doblar, se debe hacer si se tiene entre un 9 y un 11 y el crupier cuenta entre un 2 y un 6. Eso sí, si tiene más de 6 hay que pedir. Y si se encuentra con pareja de cincos no hay que dudar en doblar. Aunque más dudas genera el plantarse, pero hay que hacerlo sin vacilar cuando se tienen dos 6 o dos 7, y cuando se tienen dos 9 siempre que el crupier tenga más de 6.

Y en cuanto a dividir, hacerlo con los dieces es pecado capital. Por lo demás, se pueden dividir ochos y nueves si el crupier tiene entre 2 y 6, al igual que las cartas del as al 4 en dicho supuesto del repartidor. En cuanto a los ases, solo se dividen si el crupier tiene menos de 7. En el resto de casos se pide.

Contar es ganar

Aunque no esté bien visto por los casinos, el conteo de cartas es otro de los métodos más efectivos para ganar en el blackjack. De hecho, muchos jugadores han tenido grandes ganancias y también graves problemas por haber sido detectados ejecutando esta técnica. Se basa en matemáticas y en el principio de aumentar la apuesta cuando el reparto sea favorable y disminuirla cuando se dé la situación contraria.

Todo depende los cálculos realizados, pero hay que desarrollar habilidades previas para poder hacerlo con soltura. Si se logra dominar, se conocerá con facilidad en qué momento se debe jugar más agresivo y en cual más relajado.

Las cuentas del sistema Hi-Lo

Al igual que el conteo y la estrategia básica supusieron una gran revolución en la época de años 60, no fue menos el sistema Hi-Lo. Este sistema va perfeccionando poco a poco lo aprendido en las secciones anteriores, para que el jugador vaya dando pasos hacia la perfección. Para ello, este método se centra en los naipes altos y bajos que van quedando en la baraja tras realizar la repartición. En base a ello el jugador puede apostar más alto o más bajo.

Baraja de cartas

Para ello hay que darle valores numéricos a las cartas. Las del 2 al 6 equivalen a +1, las del 7 al 9 valen por 0 y las del 10 hasta el as suponen un -1. Por tanto, conforme salgan el apostador irá calculando en una cuenta global todas las cartas. Hay que ser hábil y tener un cálculo mental ágil. Si mediada la baraja de reparto, el número resultante es alto significa que quedan cartas altas por salir y eso es beneficioso para el jugador. Si por el contrario la cuenta es baja, es porque quedan cartas bajas y eso ayuda a las probabilidades de la banca.

Una técnica muy útil y que también se ha ido mejorando poco a poco. Hay nuevos expertos que han establecido sistemas más precisos aun, con valores concretos para todas las cartas y que tienen menos probabilidad de fallo. Sin embargo, son menos utilizados, ya que requieren de demasiada precisión en algunos casos.

En los casinos online también se pueden ejecutar estas estrategias para poder disfrutar del blackjack en su máxima expresión.