Historia de la Ruleta Americana

ruleta-americana-historia

Origen de la Ruleta Americana

La Ruleta Americana es una variación de la Ruleta Francesa, o también llamada Europea, de forma que sus orígenes son los mismos. Os podemos citar reminiscencias de juegos en la época griega en los que los guerreros pintaban secciones en sus escudos que podían recordar a la ruleta, otras opiniones, por contra; opinan que quizá la ruleta llegó con el intercambio comercial con China y que ése era su origen. Es difícil de determinar, en nuestra búsqueda por informarte del origen de los juegos encontramos siempre dos o tres teorías más menos probadas. Lo que sí es cierto es que el juego es algo tan natural al hombre como el cazar: ¡Siempre nos ha acompañado!

En nuestro artículo sobre la Ruleta Francesa hablamos sobre estas teorías acerca de su origen y sobre todo de su perfeccionamiento. Os invitamos a leerlo para enteraros de muchas curiosidades. El caso es que una vez configurada la ruleta más menos como hoy la conocemos y antes de que se oficializara el uso de la Ruleta Francesa en los casinos europeos, existió una ruleta equipada con dos casillas destinadas a la banca, la del 0 y 00 además de una numeración diferente. Dada la ventaja de la banca, esta ruleta no pudo sobrevivir en el Viejo Continente pero sí al otro lado del Océano Atlántico.

Fue en Norteamérica donde el juego se consolidó y se implantó en buen número de salones. A diferencia de Europa, los jugadores norteamericanos no dieron importancia a la gran ventaja de la banca al tener esa casilla de 00, en aquella época el nivel cultural de la clase obrera era muy bajo y el conocimiento de probabilidad en el jugador medio era prácticamente nulo. La primera generación de Ruleta Americana disponía de una ruleta con 30 números, incluidos el 0 y 00, y una casilla adicional de la banca sin numerar, marcada con un águila, la “American Eagle”, con una probabilidad 3/30 para la banca mientras que la francesa disponía de sólo un 0 y 36 números, siendo 1/37 en la europea.

La versión actual de este juego se forjó en el estado de Nueva Orleans (hablamos más o menos del año 1.700), hasta donde se trasladaron emigrantes franceses cuya influencia fue de gran importancia para su total despliegue por el continente. No se trataba tan sólo del idioma, tradiciones festivas, gastronomía… el asentamiento de poblaciones francesas implicó que todo lo que era costumbre “allí” aterrizara en el nuevo continente para adaptarse y perdurar. Fue un proceso en el que se fueron trasladando las ruletas desde los salones privados a las casas de juego y casinos, atrayendo a jugadores de toda clase.

Primero se modificaron las ruletas, adaptándolas al modelo europeo a la vez que se mantuvieron las dos casillas de 0 y 00. Le siguió el cambio del tablero de juego, que se hizo más pequeño a la vez que se eliminaron los asientos. Con el tiempo el juego tuvo que adaptarse para mantener el interés de los jugadores y sólo hubo que acercarse aún más al modelo europeo, reduciendo el número de casillas de la banca pasó a contar con una versión de un 0 solamente, de forma que en la actualidad es posible encontrar ambos tipos de Ruleta Americana aunque predomina esta última versión. Respecto al símbolo del águila, se ha sustituido generalmente por el símbolo de las fichas y los billetes. Hoy día la ruleta vuelve a las casas particulares pero sin salir de los casinos. ¿Que cómo es esto posible? Pues a través de la red, en su versión de juego en línea en el que puedes practicar hasta convertirte en experto.