Las modalidades de Poker más famosas del mundo

texas-holdem-sin-limite

 

El Poker es uno de los juegos más famosos y practicados del mundo, con un gran número de fanáticos y expertos, que organizan competiciones profesionales. Pero también es un juego de amateurs, jugado entre amigos en situaciones no profesionales. Si hay algo que une y pone en común tanto a profesionales como jugadores ocasionales son las variedades de poker que existen, practicadas por todos ellos sin importar experiencia ni conocimientos. Decenas de modalidades, aunque solo las más famosas son las recogidas en este artículo.

Texas Holdem

Si hablamos de modalidades de poker, es inevitable arrancar con el Texas Holdem. Esta variedad es la más famosa y jugada alrededor del mundo, protagonista de partidas épicas en salas de casino amateurs y profesionales, y ampliamente común en los casinos online.

En la mesa se disponen dealer y jugadores para dar inicio con las apuestas a la partida. Una vez realizadas el croupier reparte dos cartas boca abajo a cada uno de los jugadores, que se mantienen ocultas hasta el final de la partida. A continuación tres nuevas rondas de apuestas y reparto de cartas, divididas en el flop donde se ponen tres cartas comunes boca arriba en el centro de la mesa, turn con una nueva carta, y river con la última de las cinco cartas comunitarias.

Entonces los jugadores que queden en juego en la partida de Texas Holdem enseñan sus cartas y muestran al resto las combinaciones de sus dos cartas más las cinco comunitarias. El jugador con mejor mano se lleva la partida y, por tanto, el dinero o las fichas apostadas por el resto. Se trata de una variante de poker dinámica y emocionante, donde no solo la suerte influye sino también saber controlar la estrategia adaptándola a los movimientos de los rivales.

Si te interesa practicar, uno de los mejores sitios de poker online que hay, y donde nosotros solemos jugar de vez en cuando, es Replay Poker. Lo recomendamos y es totalmente gratuito, no hace falta que gastes un peso. El Texas Holdem es el juego destacado pero también tienen algunas otras modalidades que vemos más abajo. Y si solo quieres refrescar o empaparte de las reglas de este juego, te invitamos a consultarlas en esta sección.

^ Volver arriba

Omaha

Dentro de los juegos de casino, y más concretamente de las modalidades de poker, encontramos el Omaha. Aquí hay que distinguir entre Omaha High y Omaha High/Low.

Omaha High

Las normas son muy parecidas a las del Texas Holdem, llevando el mismo orden de reparto en cuanto a cartas comunitarias (tres en el flop, una en el turn y la última en el river). La prinicipal diferencia está en el cominezo de la partida, en el que se reparte a cada jugador un total de cuatro cartas en lugar de dos. Estas irán, al igual que en la otra modalidad, boca abajo para permanecer ocultas hasta el final de la partida.

Una vez se llega a la resolución, el jugador deberá obligatoriamente usar dos de las cartas de su mano (ni más ni menos) y tres de la mesa (cartas comunitarias) para formar su jugada. El resto de jugadores hace lo mismo y la mejor jugada será la ganadora. En el caso del Texas Holdem es posible utilizar las cinco cartas comunitarias como propias sin necesidad de tener en cuenta las de la mano del jugador.

^ Volver arriba

Omaha High/Low

Las normas son las mismas que su hermano Omaha High, con el reparto de cuatro cartas a cada jugador en mano boca abajo, y otras cinco comunitarias en el centro de la mesa a lo largo de las ya conocidas tres rondas. Sin embargo, como su propio nombre indica, no solo la mano high se lleva premio sino también la low. El bote queda dividido en dos, siendo la mitad para el ganador de la ronda, es decir, el que posea la mejor combinación entre dos de sus cartas y tres de las comunitarias.

La otra mitad del bote se la lleva el jugador con la mano más baja, que empieza a contar desde el 8 hacia abajo contado el as como uno. Por ejemplo, la mejor mano en este caso sería el poker de ases. Es una alternativa diferente y divertida del juego, que da más alternativas y sobre todo quebraderos de cabeza para los jugadores.

^ Volver arriba

Stud Poker

Se trata de una modalidad bastante diferente, con menos aficionados que las anteriores pero muy interesante y practicada.

La gran diferencia respecto a lo anterior es que no habrá cartas comunitarias, sino que los jugadores deberán hacer sus jugadas y manos exclusivamente con las cartas que reciban en la mano por parte del dealer. Además estas serán una mezcla entre cubiertas y descubiertas. En la ronda inicial cada jugador recibe dos cartas destapadas y una tapada. Empieza la ronda el jugador que posea una mejor combinación con sus dos cartas descubiertas. En caso de empate arranca el más cercano al croupier en el sentido de las agujas del reloj.

A continuación se jugarán un total de cinco rondas, dos más que en las modalidades de poker con cartas comunitarias. En cada una de ellas se irá repartiendo a cada jugador una carta descubierta, hasta llegar a la última ronda donde la carta que reciba será tapada. Con todo repartido, la resolución será la habitual, siguiendo el orden de las manos de poker. El ganador se lleva el bote, formado aquí por apuestas llamadas ante, obligatorias para todos los jugadores, que sustituyen a las habituales ciegas de otras variantes de poker.

Una modalidad que apenas se juega ya también del estilo stud es con cinco cartas, aunque su popularidad es casi nula.

^ Volver arriba

Draw Poker

Por último no podía quedar atrás el Draw Poker, la versión más tradicional de poker.

Siguiendo con la tendencia del anterior Stud Poker, no hay cartas comunitarias. Cada jugador deberá conformar su jugada con las cartas de la mano que recibirá del dealer. En este caso son cinco cartas cubiertas que se reciben en el inicio de la partida. Entonces se produce una ronda de apuestas donde los jugadores deben decidir la estrategia a seguir según la mano que tengan.

Terminada esa primera ronda de apuestas llega la fase de descarte. Cada jugador tiene la opción de cambiar las cartas que decida, desde ninguna hasta las cinco de la mano, por el mismo número nuevas que recibirá de la baraja. De esta fase proviene el nombre del juego draw (dibujo), ya que puede quedar dibujada una nueva mano y por tanto una nueva partida totalmente diferente.

Finalizada esta, última ronda de apuestas previa a que los jugadores muestren sus cartas para decidir el ganador.

^ Volver arriba