Los 5 casinos históricos de la CDMX y zona metropólitana

México es uno de los países más extensos y suele enamorar a propios y extraños debido a que lo tiene todo: flora, fauna, paisajes, modernidad, playas, ciudades. Son justamente estas últimas en las que existe el mayor crecimiento económico del país y en las que también hay una oferta atractiva para conocer otro rostro del país.

La Ciudad de México es la urbe más grande de México, grandes concentraciones de gente suelen verse en sus calles y su transporte público, además, hacia su área conurbada. Pero tráfico y personas apretujadas en la hora pico no es todo lo que tiene que ofrecer, la capital mexicana cuenta con una importante oferta de museos, vida nocturna y casinos.

No cabe duda que en la capital de la República Mexicana siempre hay algo que hacer, la oferta es tremenda y para todos los gustos.

Estos son los cinco casinos con mayor historia en la Ciudad de México y la zona metropolitana.

El Casino Español

Este emblemático edificio ubicado en el corazón de la Ciudad de México fue parte importante del país en el siglo XIX. Fue un proyecto encabezado por integrantes de la colonia española que buscaban tener un casino cultural para reunirse.

Originalmente, el Casino Español de la Ciudad de México fue ubicado en el edificio del actual Museo de la Ciudad de México, aunque esta ubicación fue abandonada rápidamente, se mudó todo al cruce de las calles Isabel La Católica y Venustiano Carranza y posteriormente llegó a la calle San Juan de Letrán. No fueron todos los cambios, también lo ubicaron en la Casa Borda que se ubica en Madero y Bolivar y por último en Independencia y Bolivar.

Todos esos cambios fueron necesarios para al fin dar con un espacio propio y que perdura hasta la actualidad, justo en la calle Isabel La Católica, donde se creó uno de los primeros edificios con estructura metálica.

El Frontón México

El Frontón México está ubicado justo frente al Monumento a la Revolución, una locación envidiable por la cantidad de turistas que se congregan esa zona del centro histórico.

Aunque el Frontón México comenzó su existencia en 1929, un par de etapas fueron cerradas de la peor manera y fue apenas hace unos años cuando volvió a la actividad causando felicidad completa entre los amantes de las salas de juego.

La histórica cancha de Jai Alai que se encuentra dentro de una de las más conocidas por ser de las más grandes del mundo, pero también en el próximo nuevo proyecto se ha incluido en un Casino, un restaurante y suites lujosas.

Por si fuera poco, en la cancha del Frontón México se han celebrado conciertos multitudinarios y funciones de otros deportes como la lucha libre.

El Casino Alemán

La historia de este casino data de finales del siglo XIX, cuando los alemanes empezaron a llegar a la Ciudad de México para salvaguardar su integridad, especialmente por la situación que Europa vivía en cuanto a los cambios políticos y en medio de la revolución industrial.

Una de las principales metas que se persiguió con este Casino Alemán, un edificio que ahora está en decadencia , fue unificar a todos los alemanes sin importar su postura política, de tal suerte que fue fundado en 1848.

Este histórico inmueble ofreció toda clase de juegos de casino a los alemanes que ahí iban a pasar el tiempo; originalmente estuvo ubicado en la calle Francisco I. Madero, después se mudó a la calle Profesa, donde estuvo durante 25 años y luego pasó a la calle López, su sede más conocida.

La época de esplendor del casino se dio durante el Porfiriato, los migrantes europeos tuvieron un importante crecimiento en México durante esa época, especialmente por la constante inversión extranjera que vivió el país.

El Hipódromo de las Américas

Ubicado en Lomas de Sotelo, en la Alcaldía Miguel Hidalgo y en la frontera con el Estado de México, este hipódromo fue inaugurado en 1943 y actualmente es propiedad mayoritaria de Grupo Codere.

Sus instalaciones son la sede y tribuna originales, esta última tiene capacidad para 20 mil personas, también cuenta con establos con capacidad para casi dos millares de caballos.

En este lugar se disputan competencias todos los fines de semana y se ha convertido en un lugar de convivencia familiar, sobre todo de emociones para los jugadores, pues cuenta incluso con su propio casino. De tal suerte, no solamente se puede disfrutar la hípica, sino también de las ruletas y otros juegos de azar.

Con este hipódromo, se podría decir que la tradición de las carreras de caballos en los casinos mexicanos todavía se mantiene con vida.

El Casino Cosmopolita

Probablemente uno de los casinos con mayor historia del Estado de México, muy cerca del municipio de Amecameca, todavía parte de la zona metropolitana, yace un pueblo llamado San Rafael, pintoresco por su cercanía a los volcanes y sus edificios de corte europeo .

El Casino Cosmopolita fue construido a finales del Siglo XIX y en sus salas de juego miles de personas de la alta sociedad mexiquense se entretenían con los juegos de azar que en él existían, también servía para dar hospedaje a some obreros.

Todo por servir se acaba, hacia finales de los años 90, el Casino Cosmopolita cerró sus puertas y quedó abandonado, a través de sus ventanas todavía se puede ver el estrago del tiempo en lo que fue uno de los casinos con mayor historia del Estado de México.